Guadalupe Victoria #98, Tlalpan, Ciudad de México

CENTRO DE LA PROTECCIÓN PARA LA INFANCIA (CCP)

El Centro para la protección de la infancia inicia con sede en Munich (Enero 2012) y, posteriormente, se traslada a la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Su objetivo fundamental: ser un centro de formación y aprendizaje para todas aquellas personas involucradas en el servicio pastoral, tanto de apoyo a las víctimas, como en la prevención en el discernimiento vocacional de los candidatos al sacerdocio.

EL CEPROME

La Iglesia en México ha respondido con acciones a la exigencia del Papa Francisco expresada en “la tolerancia cero” y en el “nunca más” a la cultura del abuso sexual por parte de clérigos.

En enero, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) anunció que la protección de menores se encuentra entre sus prioridades para este 2019. Además, la Universidad Pontificia de México (UPM) es la única institución en el mundo a la que se le ha concedido la filiación con el Centro de Protección para la Infancia (CCP), con sede en la Universidad Pontificia Gregoriana en Roma, Italia.

LA FIRMA DEL CONVENIO

El 02 de Mayo del 2016 se firma un ìMemorando de entendimientoî (MoU) entre las dos universidades en el cual se acuerda:

  •  Que ambas instituciones promoverán medidas de prevención contra el abuso sexual y otras clases de abuso.
  • Colaborarán en la implementación del programa E-Learning  safeguarding: Our Commitment, para la prevención y detección del abuso sexual de menores.
  • El compromiso de la contribución en investigación y desarrollo de contenidos.
México, clave en la lucha contra los abusos

Actualmente, en la UPM se celebran encuentros de formación y sensibilización sobre el tema de los abusos. En estos encuentros se propone la capacitación y certificación de las comisiones provinciales para la protección del menor.

La Iglesia está, hoy más que nunca, cooperando con las autoridades del país para prevenir y sancionar los casos de abuso contra menores por parte de clérigos. “La sociedad y los miembros de la Iglesia lo exige, pues no podemos permitir un caso más”.

X