Guadalupe Victoria #98, Tlalpan, Ciudad de México

Comunicado de la Nunciatura de México sobre la Misión de la CDF

sciclunabertomeu-e1583176398994-850x310

Ciudad de México, a 2 de marzo 2020

A todos los fieles de México:
Con relación a la situación de abuso sexual de menores en el ámbito eclesial, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y su Consejo Nacional de Protección de Menores (CNPM), hemos procurado luchar de forma responsable, transparente y clara contra la cultura del abuso y el sistema de encubrimiento que le permite perpetuarse. Esta convicción, que brota de acompañar a las víctimas en su dolor, búsqueda de justicia y sanación, nos llevó a solicitar apoyo a la Santa Sede a través de la Nunciatura Apostólica.
En este sentido, los obispos de México y el CNPM agradecemos que el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe envíe a S.E. Mons. Charles Scicluna, Arzobispo de Malta, Secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y a Mons. Jordi Bertomeu, en una misión de colaboración con nuestra Iglesia.
Es una misión que busca beneficiar a los más pequeños y vulnerables impulsándonos como Iglesia, y en específico a nosotros como obispos, a continuar custodiando a estos hermanos nuestros. Confiamos en que servirá para mejorar la respuesta a estos casos, buscando la acción de la justicia civil y canónica bajo el principio de “tolerancia cero” para que ningún caso quede impune en nuestra Iglesia.
Es claro que, para que la Iglesia sea capaz de contribuir eficazmente al combate de este flagelo que se verifica en tantos ámbitos de la sociedad (familia, escuela, trabajo, entre otros), primero debe comprometerse eficazmente en la erradicación del mismo en su interior.
Exhortamos a nuestros hermanos obispos de México y superiores mayores de congregaciones religiosas a aprovechar con la mayor disposición y apertura esta oportunidad, dada la experiencia del Arzobispo Scicluna y de Mons. Bertomeu en esta materia.
Reiteramos nuestro reconocimiento por el valor de las víctimas que han levantado la voz, el trabajo de investigación y difusión de los medios de comunicación, así como la lucha de muchos miembros de la Iglesia y personas de buena voluntad comprometidos con la protección de los menores.
Rogamos a Dios y a Santa María de Guadalupe, para que esta misión tan importante nos ayude como Iglesia a actuar pronta y justamente para erradicar estos delitos y toda forma de abuso contra menores, dentro y fuera de la Iglesia; y para que se fortalezca la fe, la esperanza y la caridad del pueblo de Dios que peregrina en México.

✠ Rogelio Cabrera López Arzobispo de Monterrey Presidente de la CEM

✠ Alfonso G. Miranda Guardiola Obispo Auxiliar de Monterrey Secretario General de la CEM

Posts Relacionados

Dejar un comentario

X