Guadalupe Victoria #98, Tlalpan, Ciudad de México

Episcopado de EU no maquilla ni elude: “Han aumentado denuncias de abuso”

usbsd_large

Washington DC, EU.- El secretariado para la Protección de Niños y Jóvenes de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) publicó su informe anual  2018-2019 sobre los “Descubrimientos y recomendaciones durante la implementación de la Carta para la Protección de Niños y Jóvenes”, el cual no elude ni maquilla ninguna cifra: se reportaron 4 mil 434 nuevas denuncias presentadas por 4 mil 220 personas adultas; 37 denuncias con casos de menores y se ofreció asistencia a mil 851 víctimas y familiares que denunciaron abuso sexual por parte de clérigos norteamericanos.

Francesco Cesáreo, director del secretariado, explica en su reporte: “Este informe anual revela las preocupaciones que fueron evidenciadas en años anteriores: la cuestión del cumplimiento. Continuamos viendo la falta de publicación de los informes y procedimientos en los distintos idiomas en que se celebra la liturgia, mal administración de los registros y verificación de los antecedentes, falta de Juntas de Revisión Diocesanas; no actualizar las políticas y procedimientos”.

“Estas preocupaciones requieren atención; pues aunque no es generalizado, el hecho de que entre el 25 y 30% de las diócesis presentan estas fallas recurrentes evidencian la falta de diligencia que pone en riesgo la seguridad de los niños… y si una diócesis está en riesgo toda la Iglesia lo está”.

El reporte está sustentado en el trabajo de StoneBridge Business Partners, una consultoría especializada de Nueva York que provee un amplio servicio de auditoría en todas las diócesis y eparquías católicas de Estados Unidos; el reporte también incluye una encuesta conducida por el Centro de Investigación Aplicada para el Apostolado (CARA).

“Quiero expresar la profunda pena de los obipos por nuestras fallas pasadas y por el daño que fue provocado a las víctimas y a sus familias. Rezo para que juntos, a través de esfuerzos permanentes, podamos continuar trabajando hacia el fin del azote del abuso sexual contra menores, no solo en la Iglesia católica sino en toda nuestra sociedad”, escribe el arzobispo de Los Ángeles y presidente de la USCCB, José Gómez.

Desde 2002, la Iglesia norteamericana ha publicado estos reportes (esta es su decimoséptima edición) y busca comprender y atender las denuncias de abuso sexual contra clérigos y miembros laicos en la Iglesia católica.

“A partir de todos los errores de nuestro pasado, las diócesis católicas del país hemos trabajado para establecer políticas y programas orientados a la protección de los jóvenes y para crear ambientes seguros en nuestras parroquias, escuelas y otros ministerios -continúa Gómez- y, como resultado de estos esfuerzos, los cuales no pueden ser posibles sin el apoyo de valientes sobrevivientes de abusos y el compromiso de decenas de miles de laicos profesionales y voluntarios, ahora son inusuales los nuevos casos de malcomportamiento de sacerdotes con menores implicados en la Iglesia católica de los Estados Unidos”.

En el reporte que abarca de julio del 20018 a junio del 2019, se confirma que 4 mil 220 adultos realizaron 4 mil 434 denuncias contra sacerdotes; comparadas con las del año prescendente “el número de denuncias se incrementó significativamente -reconoce la propia USCCB- debido en parte a nuevas denuncias que se añadieron durante los juicios, programas de indemnización y procedimientos de quiebra en curso”.

El informe también revela que se interpusieron 37 denuncias de abusos cometidos contra menores de edad: “de las cuales 8 denuncias han sido comprobadas, 7 se declararon infundadas, 6 no cuentan con pruebas suficientes y 12 aún se encuentran en investigación”. De estas denuncias tamibén se aclara que tres son relativas a órdenes religiosas y una más tuvo que ser referida a otra diócesis.

Durante el mismo período, las diócesis y eparquías norteamericanas ayudaron y dieron apoyo psicológico a mil 138 nuevas víctimas y a sus familias. Junto con ellas, se siguió prestando asistencia a mil 851 víctimas y familiares que habían denunciado abusos en auditorías anteriores.

En 2019, se realizaron más de 2.6 millones de verificaciones de antecedentes del clero, el personal y los voluntarios que trabajan para la Iglesia. Además, 2.6 millones de adultos y 3.6 millones de niños y jóvenes participaron en programas de información y sensibilización para ayudar a reconocer y denunciar casos de abusos.

El informe aclara que StoneBridge Business Partners, visitó y auditó 64 diócesis y compiló información de 130 oficinas diocesanas, además apunta que la diócesis de Oakland, la archieparquía ucraniana de Filadelfia y la diócesis sirio-malabar de Santo Tomás no cumplieron con los requisitos de la auditoría. Finalmente, las eparquías de Santa María de la Paz, San Pedro Apóostol y San Nicolás de Chicago no participaron en la revisión.

INFORME 2019: Reporte anual de la implementación de la Carta para la Protección de Niños y Jóvenes

Posts Relacionados

Dejar un comentario

X