Guadalupe Victoria #98, Tlalpan, Ciudad de México

La familia, primer espacio seguro: Aída Aguirre

importancia-lenguaje-afectivo-niños

¡Hola amigos! Qué gusto saludarles, soy Aída Aguirre, Terapeuta Familiar de Hermosillo, Sonora,México. Con motivo del mes de la Biblia, les comparto una pequeña reflexión a partir de la cita bíblica en Efesios 6,4 que dice:»Y ustedes, padres, no sean pesados con sus hijos, sino más bien edúquenlos usando las correcciones y advertencias que pueda inspirar el Señor.

«Frecuentemente como psicóloga, escucho la confusión de padres de familia,sobre un aspecto en la crianza de sus hijos, ¿debería de educarlos como me educaron a mí?: “más vale una nalgada a tiempo”, “los niños no opinan, solo obedecen a sus mayores”. O por otro lado, seguir las nuevas tendencias y darle a los niños lo que pidan, ya que son sabios en su interior y solo hay que guiarlos en su toma de decisiones y hablarles sin regaños “para que no se traumen”. Podrás leer y escuchar opiniones bien intencionadas. Sabemos que hay que cuidar, no caer en extremos.

Hoy les invito a meditar esta Palabra en Efesios que dice: educa usando las correcciones que inspira el Señor. Y si Dios es Amor, ¿qué tipo de correcciones inspira El? Dios nos invita a comprender que la jerarquía de padres a hijos, implica ir acompañada del amor y respeto a la dignidad para que sea exitosa la crianza. Nuestros padres definitivamente dieron lo que pudieron y se agradece. En algunas familias los contextos fueron amorosos, pero en otros, se propiciaba la obediencia ciega y el sometimiento de los hijos a los padres, abusando de la autoridad y de la jerarquía. Esa confusión ha logrado en algunos casos: personas inseguras o agresivas, otras pasivas o vulnerables a abuso.

Reflexionemos algo… La jerarquía tiene una dinámica vertical de autoridad: un padre hacia su hijo, un maestro hacia su alumno,un gobernante hacia su pueblo… Y el respeto de la dignidad, tiene una dinámica horizontal, que aplica para todos en la misma medida, para padre-hijo, pobre-rico, niño-adulto, hombre-mujer. Hagamos uso de esta cruz de líneas vertical y horizontal para una crianza amorosa y exitosa.

Que el papá pueda decir: corrijo a mi hijo por respeto a su dignidad, no por sometimiento. Que la hija pueda decir:»obedezco a mi mamá, por respeto a su dignidad, no por miedo. Esa es la Cruz del Amor que nos presenta Dios.

Promover un criterio de crianza en base al respeto de la dignidad, empleando una jerarquía firme y amable al mismo tiempo, llevará al sano desarrollo físico, emocional, conductual, social, intelectual y espiritual de toda persona, quien irá multiplicando estos escenarios saludables en familia, escuela, catecismo, Iglesia y Sociedad.

La familia es la primera escuela de socialización de todo ser humano. Por lo tanto, es tarea de todos velar por una infancia protegida y feliz, para asegurar una adultez saludable y responsable. Con este estilo de crianza, desarrollamos habilidades de vida y con ello nos acercamos cada vez más, a prevenir cualquier tipo de abuso, y promover espacios seguros para nuestros niños, los futuros maestros, sacerdotes, médicos, padres de familia, artistas, etc. Todos una gran Iglesia.

Soy un apóstol de la prevención porque anhelo una Madre Iglesia Sana que Nutra y Acompañe con Amor.

Posts Relacionados

Dejar un comentario

X