Guadalupe Victoria #98, Tlalpan, Ciudad de México

MARIO MEDINA BALAM: EXPERTO EN DERECHO CANÓNICO HACE COMENTARIO AL VADEMECUM

maxresdefault (1)

VADEMECUM PARA LOS CASOS DE ABUSO SEXUAL A MENORES

Por Mario Medina Balam

El 16 de julio de 2020, la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) publicó un «Vademecum sobre algunas cuestiones procesales ante los casos de abuso sexual a menores cometidos por clérigos» (versión 1.0), en respuesta a una de las propuestas concretas de la reunión que Papa Francisco tuvo con los Presidentes de las Conferencias Episcopales, en febrero del 2019. Se refiere a los delitos más graves contra la moral, reservados a la CDF, es decir, el delito contra el sexto mandamiento del Decálogo cometido por clérigos con un menor de edad o con una persona que habitualmente tiene un uso imperfecto de la razón, así como el delito de pornografía infantil (adquirir, retener o divulgar imágenes pornográficas de menores de 18 años). Con las debidas adaptaciones, también podría servir para tratar los otros delitos reservados a la CDF.

Naturaleza del Vademecum

Etimológicamente, es una palabra compuesta, que proviene del latín vade = ve, avanza (imperativo de segunda persona) y me-cum = conmigo. Es un instrumento práctico que se usa en diversos ámbitos, como el farmacéutico, la mecánica, etc., por el cual se indican los pasos y las formas para completar una tarea o llevar un procedimiento. La Iglesia también ha recurrido a este género literario, como es el caso del Vademecum para confesores sobre algunos temas de moral conyugal, 12 febrero 1997.

El Prefecto de la Congregación, al presentar el documento, lo describe como un Manual de instrucciones, para llevar de la mano, paso a paso, a quienes se encargan de los procedimientos para investigar y juzgar los casos de abuso sexual a menores cometidos por clérigos. Por consiguiente, no se trata de un documento legislativo, porque no promulga nuevas leyes. Más bien, en base a la experiencia de las últimas dos décadas en el tratamiento de estos casos, se interpreta y se aplican las leyes tanto sustantivas como procesales ya promulgadas, dando lugar a esta guía práctica. Sin embargo, se recomienda su observancia, que ayuda a que el procedimiento a seguir para tratar estos casos sea homogéneo en toda la Iglesia.

Destinatarios

El Vademecum va dirigido principalmente a los Ordinarios (obispos diocesanos y superiores mayores de Institutos Religiosos y Sociedades de Vida Apostólica), responsables de atender los casos de abuso sexual a menores, cometido por sus sacerdotes y religiosos;en segundo lugar, se dirige a los canonistas, quienes son los que prácticamente llevan a cabo los procedimientos. Me parece que también es útil para las víctimas, pues les puede servir para verificar que su caso está siendo atendido correctamente, y a los acusados junto con sus abogados. Sin embargo, su publicación, accesible a todos, es un testimonio público que muestra que la Iglesia sigue esforzándose por no dejar impune estos delitos nefastos.

Contenido

El Vademecum está dividido en 7 partes, con un total de 164 números, y una tabla de anexo. Primero, describe los delitos más graves contra la moral reservados a la CDF, que no coinciden totalmente con los descritos en el motu proprio Vos estis lux mundi. Después va explicando el procedimiento a seguir, desde el momento en que se tiene noticia de un delito, la investigación previa, los diversos procedimientos indicados por la CDF, hasta la decisión final y su posible impugnación. Le dedica un espacio más amplio al tema de la investigación previa, incluyendo datos que responden a dudas que suelen presentarse, debido a las modificaciones que se van haciendo a la legislación penal canónica, o a eventualidades que suelen darse y aconseja el modo de proceder; advierte de no usar términos equivocados en las medidas cautelares, como los de suspensión a divinis o suspensión ad cautelam; hace recomendaciones concretas, como el hecho de la obligación de dar noticia a las autoridades civiles, aunque no hubiera obligación legal explícita en un determinado país; indica que aquellos casos cuya acción criminal ha prescrito, o si una acusación ha resultado inverosímil, de cualquier modo se informe a la CDF. En fin, el Vademecum trata de abarcar todas las cuestiones que tienen relación con los procedimientos para atender estos delitos.

Valoración

El Vademecum es un instrumento valioso, que viene en ayuda de quienes tratan directamente estos delitos de abuso sexual a menores y a los estudiosos del derecho canónico. Ciertamente, como el mismo documento lo dice, puede ser mejorado, si la legislación canónica cambia o la praxis lo sugiere, o con las aportaciones de los profesionales del derecho canónico. En ese sentido,me parece que podría ser mejorado con relación a la precisión de algunos conceptos o interpretación de normas y a la descripción del procedimiento administrativo penal.

Posts Relacionados

Dejar un comentario

X